lunes, 9 de enero de 2017

Aforismos sobre Propiedad Intelectual de Enrique García-Maíquez

El escritor Enrique García-Maíquez publicó en 2015 una colección de afortunadísimos aforismos con el título de Palomas y serpientes.

Y entre ellos encontramos algunos muy ad hoc para este blog:

Ramón Eder: "Sólo podemos perdonas a quien nos plagia cuando mejora nuestro texto". Ya, sí, desde luego; pero nos ocurre al revés.

* * *

El plagiario nos da liebre por gato

* * *

El poeta que reza el Veni Creator antes de sentarse a escribir no va a ponerse luego quisquilloso con sus derechos de autor

* * *

El implacable castigo al plagiario que consiguió engañarnos es nuestro más fervoroso aplauso.

* * *

A los escritores realistas Dios nos reclama, antes o después, sus derechos de Autor.
Y eso debe de explicar bastantes surrealismos.




martes, 20 de diciembre de 2016

El 1 de enero de 2017, entrará en dominio público la obra de...

Nuestra Ley de Propiedad Intelectual apunta que los derechos de explotación durarán toda la vida del autor y 70 años después de su muerte o declaración de fallecimiento (a contar desde el 1 de enero del año siguiente). Pero en las disposiciones transitivas, recuerda que el plazo es de 80 años si el autor falleció antes del 7 de diciembre de 1987. Cuestión que en España se aplica también a autores extranjeros.
Por cierto, que para autores extranjeros no quiere decir que la traducción de su obra entre también en dominio público. Para la traducción habrá que comprobar al traductor.
Algunos ejemplos interesantes de autores cuya obra entra en dominio público el próximo 1 de enero:

  • Miguel de Unamuno (murió, por cierto, el 31 de diciembre de 1936. Si llega a esperar un día más, habría podido "regalar" a sus herederos un año más de protección)
  • Ramón María del Valle-Inclán
  • Federico García Lorca
  • G.K. Chesterton
  • Ramiro de Maeztu
  • Pedro Muñoz Seca
  • Rudyard Kipling
  • Máximo Gorki
  • José Antonio Primo de Rivera
  • Luigi Pirandello

jueves, 15 de diciembre de 2016

Mark Twain, dedicatoria de Tom Sawyer y la propiedad intelectual

Para debates futuros sobre el fundamento de la propiedad intelectual, aquí la dedicatoria de Mark Twain al inicio de Las aventuras deTom Sawyer:
La mayoría de las aventuras recogidas en este libro ocurrieron
realmente; una o dos fueron experiencias personales; el resto, de
compañeros míos de escuela. Huck Finn está tomado de la realidad;
Tom Sawyer también, pero no de un solo individuo, sino
de la combinación de los rasgos de tres chicos a los que conocí
y de los cuales he formado el personaje.
Las viejas supersticiones aquí referidas pervivían todas ellas
entre los niños y los esclavos durante la época de esta historia,
es decir, hace treinta o cuarenta años.
Aunque mi libro pretende principalmente entretener a los
niños y niñas, espero que no será rechazado por las personas
mayores, pues una de mis intenciones ha sido que los adultos
recuerden con gusto que una vez ellos también fueron niños y
cómo sentían, pensaban y hablaban, y en qué curiosas peripecias
se vieron envueltos.
EL AUTOR
Hartford, 1876

martes, 29 de noviembre de 2016

Las normas de vestimenta de las falleras y el Patrimonio Cultural Inmaterial

Estamos ante apenas unos días para que se anuncie la declaración de las Fallas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Y en estos días ha surgido la noticia sobre un reglamento en el que se incluyen una serie de disposiciones para la vestimenta de las falleras. Como siempre, lo que más ha llamado la atención y ha generado "polémica" son las alusiones a los escotes y la longitud de las faldas. Las elegidas como fallera mayor y falleras de la corte de honor afirmaron que suscribieron esas normas y que eran "de sentido común".
Son normas aprobadas por la Junta Central Fallera, presidida por el concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia, Pere Fuset. Es cierto que esta Junta tiene una intervención directa del Ayuntamiento, pero eso no deja de quitar relevancia a este órgano como lugar donde los propios "portadores" de ese bien inmaterial deciden su ejecución.
La polémica ha surgido por un lado por la acusación por parte del partido político mayoritario en el Ayuntamiento de que el hecho de haber querido sacar ahora ese reglamento que estaba "olvidado en un cajón" tenía una finalidad ideológica. Y por otro lado, el delegado del gobierno en Valencia, llama tilda a la aprobación de ese reglamento de injerencia de lo público sobre lo privado.
Todo ello en un momento delicado que esperemos que no perjudique a la candidatura de las Fallas como bien cultural inmaterial de la humanidad.

miércoles, 5 de octubre de 2016

Carvantes y la propiedad intelectual. Exposición virtual de la Universidad Autónoma de Madrid

Según cuenta la agencia EFE, la Universidad Autónoma de Madrid ha organizado una exposición virtual, que se puede visitar en este enlace, en la que enlaza a Cervantes con los orígenes de la propiedad intelectual, o por lo menos, en la forma en que tenían los autores e inventores de sacar rédito de sus obras. 
Está organizada por la citada Universidad y por la Oficina Española de Patentes y Marcas, y comisariada por los profesores Luis Blázquez y Patricio Sáiz. 
Estará disponible hasta el 31 de diciembre

viernes, 30 de septiembre de 2016

Enid Blyton, la Condesa de Ségur y Hergé, también tienen derechos morales como autores


Desde hace tiempo el interesantísimo blog sobre el mundo del libro, Nido de ratones, de Paula F. Bobadilla publica una serie de entrevistas centradas en la lectura, la literatura infantil y juvenil y las nostalgias varias de cómo los distintos entrevistados comenzaron su pasión por los libros. Todas ellas terminan con una pregunta:  "Algunas ediciones nuevas de libros antiguos retocan los textos para que resulten políticamente correctos. Es el caso de Los cinco, de Enid Blyton. ¿Qué le parece?".
Me sorprendió este asunto, porque pensaba que las nuevas ediciones de Los cinco o de Torres de Malory solo se limitaban a modernizar las ilustraciones (hemos pasado de dibujos estilo Norman Rockwell a otros que rozan el manga japonés) o las expresiones arcaicas. 
En El Club de los Cinco junto al mar, aparecía una escena, en el capítulo V, en la que los famosos protagonistas iban a misa. ¡Qué horror! Afortunadamente la nueva versión cambia esa visita a un lugar claramente inadecuado por un paseo por el mercado.
La descripción de la misa y del párroco dejan su lugar a las legumbres, las verduras y los pollos: “Su sermón, muy sencillo, parecía emocionar a cada uno de los fieles en particular. Él les conocía bien a todos, era su amigo“, leíamos en la versión aún editada en 2000, ahora el pasaje se convierte en “Mme. Elouan conocía bien al carnicero pues era él quien se encargaba de vender las gallinas de su granja“. Como ven, un gran progreso.
Por tanto claramente estamos ante lo que según la Ley de Propiedad Intelectual califica de violación del derecho moral del autor a la integridad de la obra (derecho que por cierto no caduca, como los de explotación que sí lo hacen a los 80 años de la muerte del autor), por no hablar de la "estafa" que supone ofrecer una obra que no es la original. 
Por tanto es el autor, o en su caso los derechohabientes (es el caso de la Blyton y los demás casos que plantea Soley), los que pueden llevar a cabo las acciones necesarias para proteger la obra.  
Desconozco los detalles de los contratos de edición de las obras citadas, y si puede existir alguna cláusula en las que faculte al editor la posibilidad de modificar de este modo la obra, pero la Ley es clara respecto de los derechos morales: son irrenunciables. 


lunes, 19 de septiembre de 2016

¿Una Feria de Abril más larga?

La primera portada
(conocida como "La Pasarela")
de la Feria de Abril de Sevilla.
Fuente: Lobillo. Wikicommons 
Coincide nuestra ley de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial con la Convención UNESCO del mismo título de 2003 en plantear como criterio fundamental de valorización el hecho de que los actores, portadores y protagonistas de los bienes inmateriales sientan tales como parte de su patrimonio. Ello por tanto, se traduce en una necesaria participación de los mismos en toda actividad relacionada con la configuración de los bienes.
En este sentido leemos hoy en El País una consulta que se acaba de poner en marcha en Sevilla para alargar un día más la Feria de Abril e incluir en el "calendario oficial" un día que ya tenía hasta nombre popular: "la preferia".
Pues bien, el Ayuntamiento a habilitado una web en la que los sevillanos mayores de 16 años podrán expresar su opinión al respecto. 
El Patrimonio Cultural Inmaterial es vivo, contemporáneo y tradicional al mismo tiempo. Y precisamente esas características lo convierten en un Patrimonio especialmente vulnerable, pero totalmente confiado a las manos de sus portadores: por tanto, una modificación del mismo efectuada por ellos tendrá que asimilarse como tal, dejando atrás escrúpulos heredados de una protección de la cultura material.